martes, 5 de febrero de 2013

Una pizarritas muy pitucas


Hoy, les quiero compartir unas pizarritas que hice para regalar en Navidad.
Son bien fáciles de hacer.

Materiales:
*Tabla de madera o material similar (como buena representante del grupo "hago todo a último momento", en lugar de ir a una maderera o casa de artesanías  compre en un bazar unas tablas de picar carne, chicas, y que tienen un ganchito para colgar, pero debe haber mejores opciones).
*Lija.
*Pintura pizarrón y pincel o Rust Oleum Negro Mate (es lo que usé yo)
*Cinta de enmascarar.
*Washi tapes/ Cintas de colores o Baker twine/ Papeles para origami o los elementos decorativos que gusten.
*Tijera y cutter.
*Tizas

Cómo se hacen:
1. Preparen la superficie a pintar: limpiar, lijar y juntar con un trapito húmedo cualquier resto de polvillo que haya quedado.

2. Cubran con la cinta de enmascarar el gancho colgante (si lo tuviera) y cualquier superficie de la tabla que no quieran que sea alcanzada por la pintura.
Consejo: verifiquen el estado de la cinta, porque si está muy vieja, cubre bien, pero después, despegarla hace llorar lágrimas negras.

3. Aplicar la primera mano de pintura.  Yo en eso, soy re obediente a las indicaciones de cada producto, porque desconozco de materiales.
Como usé el Rust Oleum, le di dos manos el primer día nada más, con el intervalo de tiempo sugerido en el envase.  Podría haberle dado una tercera mano, si no fuera porque, como ya les dije, arranqué todo a último momento (el 23 de diciembre a la tarde, para ser precisa)

Debería quedar algo así:

Antes/ Después

4. Cuando la pintura está bien seca, y ya se puede usar, borrar, y volver a escribir sin borronear (como sucedía con los cuadernos Rivadavia) recién ahí proceden a la decoración.

5. En este caso, con bordes tan anchos, decidí cubrirlos todo con washi tape. Sabía lo que quería pero no tenía un plan completamente claro, así que me hice la hippie mental y me dejé llevar...

Trabajar con linda música ayuda, y tengan a mano el cutter para quitar cualquier sobrante de cinta que se escape por ahí.

6.Una vez hechos los bordes, pueden añadirle un toque más decorativo. En este caso, yo fui por los banderines con washis en dos pizarras y las grullitas en la otra.

7.Está bueno añadir un mensaje en cada pizarra, como inaugurándola. Yo las personalicé según quien las recibiría, y en el paquete donde fue cada una, puse dos tizas también para animar a los dueños a usarlas.

Correcciones post foto: "Bichi: fui al Coto" y "Si está acá, no me olvido"

Como verán, es muy fácil... y tiene el plus de que, una vez hecha la parte de la pintura, pueden  trabajar con los niños, inclusive que cada uno decore su pizarra.


Espero les inspire buenas ideas para sus próximos regalos!


6 comentarios:

  1. Que bonita! estoy buscando ideas de pizarra para mi nueva cocina !!!!
    un beso
    ayez

    ResponderEliminar
  2. Te quedaron hermosas!!!! Y me gusto la idea de dejarles un mensajito a cada uno de los afortunados.
    Beso :-)

    ResponderEliminar
  3. Gracias chicas!
    Lo que mas me gusta es que son regalos personalizados!
    Beso

    ResponderEliminar

Vení, hamacate un ratito